Experiencia con elefantes en Phuket. Me prometieron un santuario, me llevaron a infierno.

Hola hola

Bueno esta entrada va a ser un poco diferente a las anteriores. Siempre me he querido enfocar en las cosas chulas que veo o vivo y contarlas. Pero esta vez voy a hablar de algo que no disfrute en absoluto y lo cuento porque primero quiero evitarte la misma experiencia y segundo porque los animales no deberían nunca ser tratado mal.

Nunca me han apasionado los zoos o los sitios donde un animal está encerrado para el ocio humano. Pero sabiendo que iba a Tailandia me comentaron la existencia de un santuario para elefantes donde aseguran una especie de eco turismo cuyo lema principal es el respeto a la vida natural de unos elefantes rescatados de unas experiencias horribles. Este sitio se llama “Phuket Elephant Sanctuary”. Veamos lo que propone.

PHUKET ELEPHANT SANCTUARY

Este santuario para elefantes rescatados es cada vez más popular para los amantes de estos animales. Tenía muchas ganas de verlos ahí tratados dignamente en un turismo ético y respetuoso.

Este santuario ofrece varios tours (de mañana o tarde o día completo) que recomiendan reservar con antelación. El precio ronda los 3000THB ( un poco menos de los 100$) y está destinado a la protección de los animales.

Enlace a su website

Info@phuketpes.org

Horario: 09:30-13.00

13.30-17:00

Dejo aquí el lema que ellos siguen “Elephants can just be elephants”.

Te aseguran que podrás observar a los elefantes en su medio natural, que no te podrás bañar con ellos ya que esto le produce estrés y que le podrás dar comida si ellos lo desean.

Suena idílico verdad!?? Me encantaría verlo porque cuando contraté el tour en Phuket para ir ahí….. mi sorpresa empezó cuando llegue a un recinto llamado “Island Safari”.

ISLAND SAFARI

Bueno básicamente te prometen todo lo anterior. Te insisten que vas a ver unos elefantes protegidos y que vas a disfrutar de una experiencia maravillosa. Te aseguro que fue todo lo contrario.

Island safari promete ser un santuario para elefantes rescatados. Aseguran proporcionarles un ambiente seguro ya que, según ellos, por la noche, los animales se quedan sueltos en el recinto y ahí permanecen protegidos de las serpientes. ¿Qué turistas se creen esto!?

Nada más pasar el cartel de entrada me doy cuenta que no estoy donde quiero estar y no estoy donde me dijeron que me iban a llevar. El espectáculo es desolador. Unos terreno empinados llenos de escrementos y un minúsculo campo de arroz.

Los primeros animales que vemos son vacas hambrientas atadas que transportan un carro. El chico encargado le meten un arnés en la nariz y arreando. Aseguran en el parque que es un método tradicional.

Llegamos a la zona de los elefantes. Todos en fila con sus sillones preparados para que el turistas se vaya sentando y el animal haga un recorrido de 10minutos con la gente chillando en su lomo. Así todo el día, totalmente esclavizados.

Te piden una vez subido pagar 300 BAHT para una bolsa de plátano que el animal come con veracidad. Te sacan fotos que puedes comprar por un precio ridiculosamente alto.

Lo más terrible es que cada elefante tiene un hombre subido encima de su cabeza. Tienen en la mano un instrumento que es similar a un pequeño martillo pero puntiagudo. Con esto le da golpe en la frente del animal dándole los órdenes de hacia donde desplazarse. Pude ver varios elefantes sangrando de tanto darle. Fue horrible.

La experiencia no acaba ahí. Cuando hayas terminado con los elefantes exclavizados que suben y bajan todo el día sin parar, te ofrecen la posibilidad de bañarte con ellos en una piscina minúscula.

Seguido te llevan a una especie de terreno con un par de asiento donde una chico con voz monótona da instrucciones de los tres o cuarto trucos que han enseñado a los animales y que ellos repiten de forma mecánica. Una pelota de fútbol, una pelota de basketball, levantarse sobre sus dos patitas… y luego pedir más dinero. Un verdadero circo. Lo peor de todo es no ver por parte de los cuidadores ni un gesto de cariño, ni un interés por los animales. Pero ellos te aseguran en todo momento que se trata de un santuario para los elefantes.

No termina aquí el infierno

Pasado el area de los elefantes y las tiendas te llevan a otro rincón con el “Espectáculo de los monos“. Ahí encontrarás dos babuinos encadenados con el cuello pelado por las cadenas. Otra vez diez minutos de puro circo… que si el mono rompe un coco, que si el mono coge la bici…. que si el mono hace todo menos de mono. Siempre encadenado, si no obedece, el cuidador con un bastón en la mano, le proporciona a base de golpes y tirones, las instrucciones a seguir.

Los monos son animales muy expresivos, quizás porque tienen semejanzas con nosotros. La mirada de los animales estaba llena de tristeza y resignación. Fin del espectáculo te vuelven a pedir dinero.

Le pregunto al señor que nos ha llevado ahí porque. Me contesta que queríamos ver elefantes y eso es un sitio de elefantes. Me comenta que estos sitios existen porque los turistas que van ahí. Seguramente tiene razón, estos sitios son frutos de un turismo irresponsable pero sigo pensando que el respeto del animal brillaba por su ausencia.

Quería ir a un santuario, fui a un infierno. Lo que me hace pensar que definitivamente hacen falta más santuario y turismo ecológico y responsable en Phuket. Si te proponen ir al SAFARI ISLAND y te lo venden como un lugar seguro y encantador, solo te puedo decir una cosa : NO VAYAS.

CONSEJO:

Si decides ir a un santuario como el que te puse al principio de la entrada, contacta directamente con ellos. No te dejes engañar. Ellos te dirán como llegar y si estás en un hotel he leído que hasta pueden recogerte si lo pides.

Es imprescindible tratar a los animales como se lo merecen. Se que no es el post más divertido pero estos elefantes y monos merecían por lo menos que cuente lo que realmente vi.

No cambiará mucho escribir sobre este sitio horrible pero “el océano está lleno de gotitas”.

6 comentarios sobre “Experiencia con elefantes en Phuket. Me prometieron un santuario, me llevaron a infierno.

      1. En Costa Rica las tortugas, aunq no es lo mismo, no es tan descarado y nos enseñó a desconfiar siempre de esas cosas.En Tailandia los elefantes en ayuttaya o los Tigres en Chiang mai… en estos últimos nos informamos antes así q pasamos de darles dinero a estos hp por no decir un taco. Incluso en África que son todos salvajes hubo momentos que pensamos… esto está bien?

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s